Muchos ya no recordaréis a Miguelito. Él nació en la calle, como tantos otros. Además de enfrentarse a los peligros de vivir sin hogar tuvo que enfrentarse a una enfermedad que en la calle acaba siendo mortal: la leucemia. Algunos de sus hermanitos murieron en seguida, él no murió pero la enfermedad le dejó prácticamente ciego con pocos meses de edad. Así vivía en la calle, con escasa visión, hasta que lo rescatamos. Si sobrevivió fue gracias a los cuidados y vigilancia de su cuidadora Carolina.

Pensábamos que nadie querría a Miguelito: un gato adulto, con enfermedad y casi ciego. Ocurrió un milagro de esos que nos llenan de esperanza. Miguelito fue adoptado por Álvaro y Ángel, dos personas sensibles y generosas con los animales. Ellos le dieron un hogar. Le hicieron un hueco en su familia. Desde entonces Miguelito, vive de lo más feliz en casa de Ángel y Álvaro. Sale al patio, se camufla entre las plantas, toma el sol y busca mimos todo el rato.

Desde hace unas semanas, Miguelito ha recaído y vuelve a estar enfermo. Ha aparecido una piedra en su riñón y está pachuchito. Su familia está luchando por él y están buscando la solución para afrontar la situación, un poco más compleja por su enfermedad. Deseamos con todo nuestro corazón que este luchador se recupere pronto y siga disfrutando de su hogar y su sofá con sus compañeros rescatados.

Sabemos que ese amor incondicional que ha encontrado de la mano de Ángel y Álvaro le va a dar fuerza para seguir, una familia maravillosa que ha adoptado a muchos animales necesitados de GAIA TARRAGONA!

Anuncios