Mixi presentaba un carcinoma muy agresivo, fue extirpado y la zona se limpió por completo. Aún así, nuestros veterinarios son cautos, no podemos saber si antes de extirparlo ha podido crear metástasis, pero cruzaremos los dedos para que no sea así y Mixi pueda seguir disfrutando de la vida que tiene. Intentaremos hacer un control y revisión veterinaria cada seis meses para asegurarnos que todo va bien.
No basta con esterilizar, aunque sea fundamental para el control de las colonias, creemos que ese es el punto de partida para ofrecerles una vida mejor. Es importante hacer seguimiento de los gatos esterilizados y confirmar que tienen una nueva vida, más tranquila y relajada, con este seguimiento conseguimos que se puedan tratar dolencias que de otro modo, quizás serian devastadoras, como en el caso de Mixi.
Este gatito nos tiene enamoradas, por su mirada y su majestuosidad, por su búsqueda constante de cariño y mimos.
Él, junto a otros miembros de la colonia, disfrutan de un lugar privilegiado y emblemático de nuestra ciudad, entre los restos de ese patrimonio que dejaron los que antes hicieron de Tarragona una gran ciudad, entre personas que los miran con admiración. Ellos habitan este lugar, quizás para dejarnos claro que antes de llegar nosotros, a ellos ya los adoraban…Y hoy, nosotras nos rendimos a los pies de esos gatos, nuestros gatos urbanos, los que cada día luchan por sobrevivir y por los que seguimos esforzándonos para darles una oportunidad, la oportunidad de vivir en una ciudad que los admire y respete como hace siglos lo hacían.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios