13532873_1012784725502135_4898643229335140032_nA veces nos pasan tantas cosas que no nos da tiempo a contarlas…

Cuando nos dieron el aviso de que MARLI era un gatito de la calle que tenía una pata rota acudimos a ayudar… Y nos encontramos con esto. Una fractura abierta en su pata trasera, a la vista quedaba el hueso. Y al parecer el pobre llevaba varios días con esta herida, producida por el ataque de un perro. El primer pronóstico fue que probablemente habría que amputar la patita, puesto que con tantos días la infección había progresado y había ya tejido necrosado.

Sin embargo, siempre que queda alguna opción vamos a por ella, de la mano de nuestro equipo veterinario. Una de las cosas que más nos gustan de ellos es que nunca se rinden ni van a por soluciones fáciles. Así que la decisión conjunta y unánime fue intentar salvar la pata. Para ello, le tuvieron que serrar el hueso unos centímetros y también el tejido que ya había muerto. Y ver qué iba a ocurrir.

Han pasado ya varios días y con alegría os podemos contar que la patita de Marli está evolucionando muy bien. Jamás va a poder utilizar de nuevo la patita con normalidad, puesto que se ha quedado sin articulación allí y en estos momentos va “totalmente suelta”, pero con algunos meses de recuperación su musculatura será mucho más fuerte y hará más o menos las funciones.

Marli ha podido salvar su pata gracias a Maribel que dio el aviso y que lo ha estado cuidando este tiempo y por supuesto gracias a Nova Veterinaria, grandes profesionales y mejores personas…

Porque un mundo mejor es posible, nos ayudas?

Contacto: gaiatgn@gmail.com

Anuncios