Sus últimos gatitos murieron todos ahogados por culpa de las lluvias de hace unos meses. Esta gatita lo ha pasado mal pero ahora no tendrá que seguir trayendo más peques ni verlos sufrir. Eso es lo que mueve el proyecto, evitar en la medida de lo posible que las mamis que viven en la calle lo pasen mal. Deseamos que muy pronto esta gatita esté más recuperada y gordita.Gracias a todas las cuidadoras que día a día, dan todo lo que pueden a estos pequeños que viven en la calle y se implican en la labor.

13315655_996966193750655_4287264583170253190_n

Anuncios