12341404_889461591167783_4245719536431784803_nSoul ha mejorado mucho desde que lo cogimos. Estaba casi muriéndose cuando llegó a nuestras manos porque no podía comer, estaba lleno de mocos y con fiebre, y ahora con la medicación adecuada, comida y los maravillosos cuidados de nuestra compañera Kat, se ha puesto así de guapo. Respira mucho mejor sin el ronquido que hacía antes.

Como veréis por su expresión está un poco enfadado y con ganas de regresar a su colonia. Se ha instalado en lo más alto de un armario, tocando el techo pues allí se siente más seguro e inalcanzable!!! Nos parece que está en huelga pero es normal porque los gatos ferales que no han tenido contacto con el ser humano prefieren estar en su entorno. Para nosotros está bien que se haya instalado allí si eso le ayuda a relajarse y sentirse mejor y así controlar su stress, pues ésta es solo una etapa de recuperación!

Anuncios