12112168_870996226347653_4345191164454974459_nNuestra querida Iris, por fin adoptada!

Sabemos que no hay que tener prisa… Aunque a veces nos desesperemos, hay una persona para cada animal, hay que tener paciencia. Sólo eso.

Iris es la gatita 10. Es tranquila, es cariñosa, es muy bonita. La rescatamos siendo un bebé… Y en 4 meses nadie preguntó por ella. Hasta que María José, Agus y la pequeña Luna, desde Barcelona, nos enviaron un correo precioso. Nos contaban cómo era la familia y nos decían que se sentían incapaces de elegir ningún gato, porque todos merecían por igual un hogar. Así que lo dejaban en nuestras manos. Y se llevaron a Iris.

Éste es el correo que nos han enviado…

“Os explico que tal la vida con Iris…
Ya os comenté que el sábado cuando llegamos a casa, Iris era toda curiosidad, inspeccionó la casa de arriba a bajo, pero con nosotros no quiso casi ni acercarse, algo que vimos de lo más normal, así que decidimos darle tiempo y dejarla a su aire […] A partir de esa noche, Iris ha cambiado mucho su actitud hacia nosotros, está muy, muy, muy cariñosa, no se despega de ninguno de los tres, siempre nos ronda, se tumba con nosotros, nos busca para jugar, cuando llegamos a casa nos viene a recibir, incluso le encanta vernos cuando nos duchamos,…Sigue siendo una gata muy tranquila, que aguanta con mucha paciencia al torbellino de Luna, aunque también tengo que decir que Luna es bastante respetuosa con ella y la protege mucho.
Come bien, juega […] No le gusta nada la cama con rascador que le hizo Agus…jajajajaja, prefiere dormir con nosotros!!!!!! y rascar el sofá!!!!!! … así que ahora estamos intentando poner algunas normas de convivencia (no se rasca el sofá y no se sube a la mesa mientras comemos), algo que Luna lleva muy mal, ya que cuando le decimos que NO a Iris, Luna sale en su defensa y nos dice que no la regañemos…jajajajaja, menudo tandem que van a hacer estas dos.
Nos han comentado que cuando un gato ronronea cuando lo acaricias es que está a gusto y disfruta, pues Iris ya comienza a ronronear con nosotros, si fuese por ella estaríamos todo el día acariciándola.
Ahora comenzamos a disfrutar mucho más de Iris, y ella también de nosotros. Intentamos por las noches buscar un ratito para jugar con ella (le encantan unos ratones de goma que le han regalado y un cordel con nudos) y para acariciarla. También es el momento en que Iris tiene sus “arranques”, madre mía, le encanta darse unas carreras enormes por toda la casa…jajajajaja…Luna se queda siempre impresionada cuando la ve correr de esa manera.
Bueno, creo que ya os he resumido un poco la vida con Iris.
Deciros que estamos encantados y enamoradísimos de Iris. Hemos tenido mucha suerte de dar con ella y de poder estar disfrutando de su compañía, nos da un toque de alegría a nuestras vidas”

Queridos amigos María José, Agus y Luna, estamos emocionados de saber que Iris va a ser tan feliz junto a vosotros. Muchas gracias por adoptar!

Ojalá todos los gatitos de la calle tuvieran tanta suerte!

Anuncios