Giula
Giulia era una gatita de la calle, la cuidadora de la colonia nos dice que apenas tendría un año. Era una gatita miedosa y desconfiada, y jamás dejó que la tocara ni siquiera la mano que le da de comer.

De repente, hace un par de días, Giulia nos dejó ver que no se encontraba bien. Ayer pidió el auxilio de Carolina tumbándose en su portal. Hoy la hemos llevado de urgencia a Nova Veterinaria, donde como siempre la han atendido con cariño y con mucha humanidad. Desgraciadamente, no había nada que hacer. Giulia sólo ha abierto esos preciosos ojos para mirar a la cámara y despedirse de todos.

Qué duro tomar ciertas decisiones y acompañarlos en estos momentos. Pero no queríamos que muriera en la calle, sufriendo y sola. Todos merecen una muerte digna.

No eras una gatita más de la calle. Para Carolina no lo eras y para muchas personas tampoco. Tu vida, cada vida, nos importa. Por eso no hemos querido que te vayas sin ponerte un nombre, el nombre más bonito que se nos ha ocurrido. Giulia.

Ojalá llegue el día en que ningún gato tenga que vivir en las calles de esta ciudad. Desde GAIA Tarragona, liderando el Projecte Gats Urbans, intentaremos que así sea. Todos merecéis la seguridad y el calor de un hogar.

Hasta siempre Giulia. Nos vemos en el otro lado

Anuncios