Ayuri es una gatita que alguien abandonó junto a sus cachorros. Sabemos que fue así porque el lugar dónde apareció conocemos los gatos que hay. Estaba flaquita y desesperada, algo perdida, cruzaba por en medio de la calle e iba detrás de cualquier persona que le ofreciera algo que comer. Aunque no podemos rescatar todo los casos, su estado nos obligó a hacer un nuevo esfuerzo y sacamos a Ayuri de la calle. Cuál fue nuestra sorpresa cuando descubrimos que esta ágil gatita no quería estar encerrada en un piso. Adora estar con personas pero se enfadaba si estaba todo el día cerrada entre cuatro paredes hasta el punto de tirarse contra una ventana! Así que entendimos lo que quería e hicimos un llamamiento de ayuda bajo nuestra iniciativa de S.O.S MASIAS, casos especiales de gatos que no quieren vivir en un piso pero tampoco sobreviven en una colonia por ser muy sociables, confiados e ingenuos. En estos casos, nuestra asociación asume la esterilización del gatito.

Gracias a la colaboración de uno de nuestros veterinarios, Albert, pudimos reubicarla en una masía dónde buscaban un gatito así y ella se ha adaptado rápidamente haciéndose suya la casa y el entorno y ya sale a pasear y jugar con su nueva familia.

Ha sido un caso un poco complicado porque hemos tenido que entender lo que ella quería, por eso agradecemos la paciencia y comprensión de su casa de acogida, Rodrigo y Susan que la cuidaron durante varias semanas. Sois geniales amigos! Y por supuesto, gracias a Albert que se ha implicado especialmente en el caso y ha colaborado en su proceso de adaptación a la Masia.

Ahora sí pequeña, disfruta de tu hogar y semi-libertad!!11949443_849301078517168_2821125512265607651_n

Anuncios