11722307_820170048096938_2279093938167182267_oLos gatos son muy susceptibles al golpe de calor en condiciones extremas, debido a su poco peso corporal y área de superficie relativamente alta. El golpe de calor es una fiebre provocada por una falla en el sistema control de la temperatura normal del cuerpo, debido a las altas temperaturas. Durante estos días, facilita el acceso a una buena y constante fuente de agua para su hidratación. La deshidratación es un peligro real para los gatos durante el calor del verano, así que, el acceso constante al agua es esencial. Llena el recipiente de agua y comprueba que está siempre lleno durante el tiempo calor (de hecho, un gato debe tener acceso a agua limpia en todo momento del año). Si quieres ayudar a los gatos ante esta ola tan fuerte de calor, asegúrate de proporcionarles constantemente agua limpia y fresca en lugares resguardados y discretos. Un gesto tan sencillo puede salvarles la vida.

 

Anuncios