El pequeño XIA vivía en la calle desde hacía dos o tres años, por suerte en una colonia que está cuidada por personas abnegadas que los alimentan y los cuidan con esmero. No todos los gatitos de la calle tienen esa suerte, y muchos deben pelear a diario por su comida. La colonia de Xia es una de las colonias protegidas y amparadas bajo el Projecte Gats Urbans que tanto nos ha costado poner en marcha y con el que pretendemos mejorar la calidad de vida de los gatos de la calle y darles una vida lo más digna posible.

Los peligros de la calle son muchos para seres indefensos y vulnerables como los gatos. Aunque muchas personas crean que los gatos se las apañan bien solos, no nos cansaremos de decir que esto no es así.

A Xia se le quedó la cola atrapada en algún sitio y apareció en la colonia con una fea herida. El equipo de Nova Veterinaria, tras examinarlo, aconsejó su pronta amputación. Por suerte, Marina ofreció su hogar para que Xia pudiera recuperarse de la amputación de su cola con tranquilidad y pudiera tomarse su medicación diaria, y parece que a este chiquitín empieza a gustarle la idea de vivir en un hogar.

11329629_710813612378393_1643288023_n

Anuncios