Saskia fue recogida de la calle dónde se había dejado de limpiar y se encontraba muy mal fruto de una fuerte infección en la boca que le impedía casi comer. No te pierdas sus primeros pasos de regreso a las ganas de vivir!

Anuncios