1907903_677578032356141_3953879385037625045_n

A veces nos encontramos con casos que duelen demasiado, son los casos en los que ya no tenemos margen y lo único que podemos preguntarnos es cómo ayudar a que no sufran más y agonicen en la calle, a que se vayan con algo de humanidad. La vida de un gato ‘callejero’ no es fácil, mucha gente cree que sobreviven fácilmente, pero no es así, luchan cada día en un entorno hostil y a veces viven situaciones extremas para su enorme sensibilidad.

Este gatito se encontraba así en unas escaleras de Tarragona, sufriendo sin poder ni moverse, las patas de atrás paralizadas, no sabemos cuántas horas estuvo así, arrastrándose sin poder acceder ni siquiera al agua pero fueron muchas. Ayer fuimos a ver qué podíamos hacer por él. Al descubrirlo, vimos que estaba muy dolorido y asustado, no fue nada fácil cogerle a pesar de su falta de movilidad. Con él, fuimos de urgencias al veterinario que nos informó de su grave estado, sin un solo diente, lleno de larvas y muy enfermo además de su patas fracturadas… poco pudimos hacer por él, más que ayudarle a irse dejando atrás el sufrimiento.
Y esos casos, cuando suceden cosas como ésta, son los que más daño hacen, pues ni siquiera pudimos darle una caricia o ponerle un nombre. En aquellos instantes solo pudimos ver tus preciosos ojos azules hablándonos de la inocencia de un gato que vivió en la calle. Quién quiera que fueras, te recordaremos como un luchador y esperamos que nos des la posibilidad de ayudarte algún día encontrando una familia que te quiera de verdad, en otra vida. Mientras eso llega, nos gustaría recordarte con un nombre, hasta siempre KOVU!

*Gracias a todas las que acudieron a la llamada de ayuda y formaron parte de este doloroso rescate.

Anuncios