Gatita Tarragona
Gatita Tarragona

Y hoy una pequeña luz se ha apagado en las calles de Tarragona, la pequeña Bruixeta (Kumari) se ha ido. Hace unos meses la esterilizamos y extraímos algunos de los dientes de su maltrecha boca con la esperanza de mejorar su calidad de vida el tiempo que le quedara… ella era una luchadora y la chispa de vida aún se veía en sus ojos, pero hoy ha sido imposible alargar más el momento de su despedida, esa chispa ya no se veía y estaba sufriendo demasiado, hemos hecho lo más doloroso para nosotros pero también lo más necesario, eso que no quiere hacer nunca nadie, recoger su frágil cuerpecito escondido y ayudarle a irse, sin dolor ni sufrimiento. Solo esperamos que aunque te fueras sin un hogar dónde te cuidaran y protegieran en todo momento, disfrutaras de tu libertad, de tus momentos, del cariño de tu cuidadora… y de las cosas pequeñas que tan a menudo los humanos nos olvidamos disfrutar, al menos sabemos que pudimos darte alguna caricia y le importabas a alguien.

Nunca un gato de la calle es para nosotros alguien con menos valor que otra vida, así que te quedas para siempre en nuestro recuerdo, pequeña guerrera, por tu fuerza incansable y por la valentía de tu mirada hasta el último instante.

*Gracias a Ana y a Carol de Tarraco Gat que han formado parte imprescindible de este rescate.

Anuncios