LIAM nació en la calle y siempre ha malvivido allí. Con problemas en sus oídos y en sus ojitos, siempre andaba escondido bajo los coches o en el patrimonio de la ciudad.
Los gatos son seres muy sensibles, sufren mucho en la calle aunque erróneamente mucha gente crea que se las apañan bien.
Liam nos robó el corazón desde el mismo momento en que lo conocimos… Por eso GAIA Tarragona se propuso dar un vuelco a la historia de Liam. Nos alegra decir que está pre-adoptado, adaptándose en un hogar de una persona que quiso ayudar al más necesitado. Pronto informaremos cómo!gat carrer Tarragona adoptat

Anuncios